Make your own free website on Tripod.com
banner Páginas de Toros banner Sponsors


El novillero mexicano Leopoldo Casasola matando un novillo del Pinar en Riobamba.

 

Los toros: ¿Arte o barbarie?


El toro no es una fiera ya que es herbívoro, pero tiene fiereza, esto es, la saña y braveza de un animal irracional. Embiste por instinto. No hace conceptos de aislamiento, acorralamiento, hostigación, simulación ó daño. Replica a sus sentidos. Ningún animal hace juicios ni razona, el toro es un animal, por lo tanto no abstrae ni tiene iluminación divina que son privativas del hombre. ¡Ahí están los toros! El toreo es arte y no existe crueldad en él. Los valores éticos los dá la cultura y la sociedad, y en nuestra cosmovisión existe arte y no existe crueldad en la fiesta.

Transcribiré un excelente artículo:  

"Una nueva feria taurina está a las puestas. Para los aficionados, ilusiones, discuciones de carteles, ganaderías, precios. Para los que no lo son y más aún, para los activistas ... un nuevo motivo de protesta, arguementada de las más diversas formas: crueldad, salvajismo, costumbrismo importado, para no citar sino unas muestras.  

Por lo expuesto, y siendo parte involucrada como aficionado desde los seis años de edad y como cronista taurino desde hace una década, de inmediato pensé en esta ya vieja y enconada discusión. Y en lugar de analizar carteles, ganaderías y posiblilidades, quiero poner sobre el tapete la inquietud, respondida por unos y por otros en sentidos diametralmente opuestos pero defendida con igual apasionamiento, que llega en ocasiones casi hasta la agresividad.  

¿Son las corridas un arte? Si por arte se entiende la manifestación plástica y el crearla mediante el movimiento armónico, el dominio sobre la fuerza originando belleza, la corrida de toros es arte. Efímero sí, porque dura dos segundos que dura un pase, e irrepetible pues jamás existirán dos faenas similares, pero cuando se da la conjunción ideal de toro y torero es arte.  

¿Hay crueldad y salvajismo en una corrida? Entendiendose como crueldad el ensañamiento inútil contra un ser viviente indefenso, incapaz de reaccionar contra su contrincante, no no lo hay en absoluto puesto que el toro de lidia, con toda su fuerza, fiereza y poderío, es cualquier cosa menos un ser indefenso. Su pelea en el ruedo es irrenunciable, incansable, potencialmente mortal para su adversario --o colaborador en la obra de arte plástico--, el torero que lo lidia.  

La corrida es, sí, una lucha que enfrenta a una fuerza de vendaval contra una técnica inteligente y grácil. Un animal, todo poder y bravura, contra un ser humano, inmensamente más débil, que lo domina con conocimiento, técnica, cerebro y corazón. Lucha que, lo repetimos, posee matices muy especiales, pues ambos protagonistas, toro y torero, colaboran para que el resultado de ella sea bello, plástico, artístico, una amalgama de color, luz, movimiento y dominio, que conmueven y emocionan.  

Así entendida la corrida, incluso la muerte del toro pierde su crueldad, para transformarse en un momento, en un encuentro de dos valentías, en el que cualquiera puede resultar vencedor. Suerte suprema, en la que dos vidas están en juego. Y en la que, a veces, las dos son derrotadas por la muerte. Momento que sobrecoge y admira, para estallar en aliviado entusiasmo una vez consumada.  

Tampoco es la corrida de toros extraña a nuestra idiosincrasia. Nos es tan propia como el idioma, el origen, la parte de herencia que recibimos. Nos guste o no, está incorporada a nuestra entraña tanto como los otros hechos mensionados. Podremos denigrarla, odiarla ó amarla hasta el paroxismo, que siempre, mientras existan toros bravos y hombres valientes para enfrentarlos, se seguirá escribiendo este poema de sol, pasión , color y coraje."

(Rafael Febres Cordero J., "Los toros: ¿Arte o barbarie", revista DINERS, No.174, pag.13, Quito, noviembre de 1996)  

 [Portada] [Ganaderías] [Toreros] [Música] [Taurofilia]
 [1er. Concurso de Cuentos Taurinos EL ALBERO]
 [Cayambe] [Quito] [Ibarra] [Riobamba] [Ambato] [Latacunga]
 [Tertulia] [Tablón] [Libro de Visitas] [Sugerencias]

David Alemán. Av. San Luis No.825 y 8va. transversal, San Rafael, Pichincha, Ecuador.
Copyright 2000 © M.D.Aleman. All rights reserved.